luchi 1Luciano Martoglia tiene 33 años, es el jugador con más títulos ganados en Sportivo, 11 Campeonatos obtenidos y el ascenso al Federal A y en la noche del sábado fue el gran homenajeado, más allá de varios reconocimientos que se efectuaron, entre ellos al máximo goleador Maximiliano Bocchietti.

Luciano recibió no solo el obsequio de la Institución, sino que fue receptor de la mayor ovación de la noche de los Campeones, tras integrar el plantel Campeón del Apertura de la Liga Cañadense.

Martoglia dijo a Radio Las Parejas que se encontró muy sorprendido con el homenaje recibido,  

“quizás por mi edad y por la trayectoria, si bien uno espera un reconocimiento del Club, pero no pensé que iba a ser tanto, fue muy emocionante y más aún haberlo recibido de manos de mi hermano”

Hace muchos años Luciano “Luchi”, había insinuado dejar su carrera de futbolista, “son cosas de pibe, no sé qué pensaba, no jugaba, pero ahora quisiera tener un año menos para poder seguir jugando; gracias a Dios estuve siempre rodeado de buena gente que me aconsejó bien y hoy hubiera estado arrepentido si abandonaba”.

luchi 2Comenzó jugando en Infantiles en la vieja cancha, “siempre tuve una buena categoría de chico, y con el paso del tiempo mis compañeros fueron dejando en inferiores, en reserva, pero hubo un muy buen grupo”, para agregar que  salió campeón en octava en el 98; “había buenos equipos en la Liga, nosotros teníamos una buena categoría, porque si se pierde todos los fines de semana, con qué ganas seguís jugando; y el técnico que me hace debutar en primera fue Andrés Novara en 2002. Éramos muchos pibes los que jugábamos y no nos fue bien, pero fueron mis primeras armas, debuté en un clásico, hice un gol, perdimos 5 a 3. Empecé jugando de tres, con Daniel Baldini de marcador central, y Tatá (Castellano) en la otra punta” resaltó.  

Luciano evolucionó a través de experiencia, “hoy estoy más tranquilo en mi temperamento, no me expulsan seguido, en las prácticas son muy intenso, temperamental, me enojo cuando pierdo, y eso hace que uno siempre quiera mejorar.  No soy un jugador de muchas cualidades, pero insistiendo, siendo paciente y con ganas y por amor al fútbol se consiguen resultados”.

Recordó que a lo largo de su brillante carrera hubo algunos delanteros que le complicaron los partidos, “han pasado demasiados por esta liga, pero el que más me complicaba era el “Ton” Vicente (Cremería), el que más me hizo renegar, muy mañero, mucha experiencia, goleador; es como que ahora tenés que marcar al Bocha (Bocchietti), son esos tipos a los que no le podés dar nada de ventaja”.

Pensativo, reflexivo, comentó que cada vez falta menos para el retiro del fútbol; “soy consciente de eso, pero trato de seguir disfrutando como jugador, sé que cuando me dan la oportunidad de jugar respondo y siempre estaré porque lo quiero a Sportivo y me ha dado muchas satisfacciones. La primera final del Apertura la tuve que ver del banco, y en esta de Armstrong me tocó entrar y no es poca cosa, uno tiene que estar preparado, siempre que te toca tenés que responder y traté de hacer lo mejor, mi fuerte es estar atento en la marca, ganar de arriba, ser fuerte y traté de hacer lo que sé, en una cancha difícil, más allá que me pongo nervioso cada vez que me toca jugar una final, pero lo viví con mucha intensidad”.

Innumerables veces le ha tocado portar la cinta de Capitán de su Equipo, “es una inyección anímica extra, por eso en muchas cosas tengo que demostrar que soy un líder positivo, de tener al grupo unido, que seamos buenos compañeros y eso me sale solo, no preparo la arenga, porque tengo muchos amigos, nos conocemos, saben cómo soy yo, los conozco a ellos, y no se me hace difícil ser capitán en Sportivo”.

En la previa del clásico del próximo fin de semana Luciano dijo que para ese partido a nadie le duele nada y todos quieren jugarlo, “uno se prepara distinto, el clásico significa mucho para el pueblo, hay que estar tranquilo, será un difícil partido y habrá que trabajar para que salga bien de parte nuestra”.

Luchi manifestó que nunca le hizo una sugerencia a un técnico, “sí opino con los compañeros, con los jugadores, o en la defensa para corregir algo, pero no me meto en las decisiones del técnico, nosotros estamos para cumplir”.

Con 33 años trata de dar hasta el límite, “hago el esfuerzo y trato de dar todo, porque mis compañeros hacen lo mismo y hay que estar a la altura, mejorando en lo que se pueda y dar hasta que te dé el cuerpo, tampoco voy a sufrir dentro de una cancha, cuando la pase mal me haré a un costado, pero por el momento me siento bien y mientras Sportivo me siga abriendo las puertas para jugar voy a estar”.

Fotos: Radio Las Parejas y Lobísticamente.com

Comments

comments