plaDespués de haber comprado a la empresa argentina de tecnología para el campo King Agro,en marzo pasado, la multinacional de la maquinaria agrícola John Deere acaba de quedarse con otra empresa local: PLA.

Según contaron diversas fuentes, “ya es un hecho” que John Deere es la nueva dueña de PLA. Esta última empresa tiene su sede en Las Rosas, en la provincia de Santa Fe. Nació como una firma familiar fundada por el ya fallecido Juan Carlos Pla y se convirtió en referente en pulverizadoras autopropulsadas en un mercado local donde también talla la cordobesa Metalfor. Desde 2010, PLA es controlada por el grupo Pampa Management Capital. En agronegocios, este fondo también adquirió en su momento los semilleros Sursem y Relmó.

No trascendió el valor de la operación, pero algunas fuentes señalaron que consistiría entre 5 y 7 años de facturación de la compañía de Las Rosas.

Según varios memoriosos del mercado de maquinaria agrícola, hace muchos años John Deere también estuvo interesado en PLA, pero las negociaciones no llegaron a algo concreto.

¿Por qué John Deere quiere PLA? Para la multinacional, significa la posibilidad de controlar una empresa líder justamente en un rubro que quiere crecer en la Argentina, el de las pulverizadoras autopropulsadas.

El mercado total de pulverizadoras autopropulsadas fue el año pasado de 710 máquinas. De eso, se importaron 181 máquinas, el 23% del mercado. En 2015 la importación no superaba los 30 equipos. La misma John Deere, Case y New Holland, además de la brasileña Jacto, que ya venía jugando en el mercado local, han puesto su lupa en este rubro.

En 1978, Juan Caros Pla fabricó la primera pulverizadora autopropulsada. En 1999, la empresa presentó la primera pulverizadora con piloto automático del mundo. En marzo pasado, en Expoagro la firma lanzó un modelo que realiza monitoreo en tiempo real de las aplicaciones, entre otras funciones con las condiciones ambientales y operación de la máquina, e inclusive tiene una app para su control.

Algunos distribuidores de ambas marcas ya tienen la información de la inminente presentación de PLA como integrante de John Deere. Para esta marca, quedarse con PLA significa afianzar una política de expansión que se inició en marzo pasado. En rigor, ese mes, por primera vez en 60 años en el país, concretó la adquisición de King Agro, especializada en la producción de botalones de fibra de carbono para pulverizadoras. Los fundadores de esa empresa, los hermanos Guillermo y Gabriel Mariani, desarrollaron un producto que pesa un quinto respecto de los botalones de acero.

En el país John Deere tiene sede en Granadero Baigorria (Santa Fe). Allí produce motores para cinco plantas que tiene en Brasil y esa en la Argentina. Además, produce tractores y modelos de cosechadoras en distintas versiones. En el país, una de cada dos cosechadoras que se venden es de la marca.

Fuente y foto: www.lanacion.com.ar

Comments

comments