d15fa788-3ee6-489f-91e2-a00170d1374fEste viernes se concretó el deseo que tenía Mari de Lacuadra, el cual le manifestó a su esposo Manuel y el mismo que le contaba a todo aquel que estuviera con ella: “si a mí me pasa algo, quiero que donen los Amigurumis a los jardines”, había expresado en su momento.

Luego de su deceso hace algunos meses, fue su esposo quien se acercó a la Municipalidad para comentar el deseo de quien fuera su compañera de vida, indicando que quería cumplir su voluntad, y de ahí es que esta entrega también se convirtió en una ordenanza.

Manuel, en conceptos a Radio Las Parejas, contó que son los muñecos que Mari exponía en cada lugar que se presentaba, “y hoy llegó el día en que se cumpla su deseo”, dijo; “es un día especial, estamos cumpliendo con lo que ella quería, aún a pesar de mi dolor, pero debemos hacerlo, y mis nietos van a entregar lo que con tanto amor ella hacía”, indicó.

Estos “amigurumis” iban a ser expuestos en la Muestra Pyme que se realizó en noviembre pasado, “pero pasó algo que consideramos sobrenatural, queremos que la gente sepa que no los pudimos mostrar porque cuando ya estaba casi todo listo, vino como un viento fuerte que nos envolvió únicamente a nosotros, levantó el gazebo y hasta se rompió un poco, lo tomamos como una señal, y nos volvimos a casa con todos los muñecos, como si hubiera sido ella que no quería que se expongan sus trabajos”, relató Lacuadra.

El Comedor Escolar, El Jardín de Infantes Nucleado 123 y la Guardería Municipal La Hormiguita Laboriosa son destinatarios de estas artesanías, las cuales fueron entregadas durante el viernes. “Agradezco a todos los que me han saludado, nunca pensé que podía pasar por un trance tan duro como esto, pero Dios y la vida quiso que fuera así, es la fe la que me sostiene y hoy cumplimos con lo que ella pedía, que si algún día le pasaba algo, sus muñecos fueran llevados a los jardines”, indicó.

Acompañando a la familia Lacuadra, el Intendente Horacio Compagnucci en diálogo con Radio Las Parejas manifestó que Mari era una permanente colaboradora a la hora de exponer, “y sabemos que demandaba mucho tiempo realizar cada uno de estos muñecos», contó; «charlando con Manuel, pensamos de qué manera podíamos hacer llegar sus creaciones, entonces realizamos esta ordenanza que hoy concretamos”, dijo Compagnucci; “los chicos están más que contentos, la felicidad que tienen en sus rostros es lo que uno se lleva,  debemos agradecer este gesto, sabiendo que ahora están en las manos de quienes realmente los necesitan y van a cuidar”, concluyó.

 

Comments

comments